5 consejos para mejorar tu servicio al cliente y aumentar tus ventas

La persona que atiende tu negocio tiene una gran responsabilidad, ya que es el primer contacto visual y verbal que recibe el cliente.
Por eso es necesario poner especial atención en este aspecto y elegir bien a la persona que recibirá, porque si un cliente se siente mal atendido, ¡no regresará! Recuerda esta frase todo el tiempo: “¡La primera impresión es la que cuenta!”

1- Saludo:
Algunos podrían pensar que eso es algo insignificante, piensan que un negocio es sólo estar detrás del mostrador y que el cliente que entre va a comprar, pero no es así. Cuando entra el cliente a tu negocio, tiene que sentirse importante. Algo muy agradable para el cliente, es escuchar, “Hola, buenos días, bienvenido”. Eso le crea empatía.
2- Como te ven te tratan:
Todo lo que esté a la vista del cliente tiene que verse formal, ordenado y limpio. Aquí entra el cuidado con la apariencia de los empleados y su higiene personal. La limpieza y el orden del lugar, ayudan a que el negocio se vea profesional y provocan que el cliente sienta confianza y que sepa que está en buenas manos.
3- No ignores ni acoses al cliente:
Espera el tiempo apropiado para ofrecer tu ayuda y atenderle. Es importante darse cuenta lo antes posible, si sólo “va a ver” y quiere conocer tu negocio o si realmente busca algo en especial. Una forma agradable de acercarte y ofrecer tu ayuda sería: “Mi nombre es _____ y estoy a sus órdenes”. Observa su expresión y el cliente te explicará si esta buscando algo en especial, si necesita información o quiere tiempo. No permitas que se sienta ignorado o acosado.
4- Separa situaciones personales y de trabajo:
Todos tenemos días buenos y días malos, esto no debe afectar tu concentración y la atención al cliente. Cada cliente es único y así es como quiere que le trates. Y por supuesto, con cortesía y rapidez. Ni ellos ni nadie más, tienen la culpa o la responsabilidad de los problemas que tengas.
5- Jamás discutas con el cliente:
Escucha con atención el punto de vista del cliente y no lo interrumpas, sé profesional y a pesar de que no estés de acuerdo con él, respeta su opinión, trata de darle lo que necesita y mantente tranquilo y abierto a dialogar.
Se trata de atender a los clientes como tú quisieras ser atendido. Ya que si un cliente encuentra contigo todo lo que busca (no sólo el artículo o servicio, sino tu mejor atención),  sin importar la distancia o el costo, preferirá ir a donde se sienta mejor tratado. “El cliente es primero”
Te deseo mucho éxito y escríbeme tus comentarios en la parte de abajo. Me gusta leerlos y responderlos personalmente.
Nos vemos pronto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario